Cultivo de guisantes en secano

Escrito por Sofia

La siembra de guisantes en secano es una forma ideal de aprovechar los beneficios de esta leguminosa sin el uso de regadío. Los guisantes son una planta muy versátil y nutritiva, perfecta para huertos urbanos, ya que se adaptan fácilmente al crecimiento en contenedores. Estos son algunos consejos para sembrar guisantes en secano con éxito:

  • Busca un lugar adecuado: para que los guisantes se desarrollen bien debes buscar un lugar con mucha luz solar, protegido del viento y con buen drenaje. El suelo debe estar libre de malas hierbas.
  • Prepara el sustrato: mezcla la tierra con compost orgánico y un poco de fertilizante para ayudar a los guisantes a crecer fuertes y sanos. El contenedor debe tener agujeros en el fondo para el drenaje.
  • Sembrar los guisantes: coloca los guisantes en el contenedor y cubre con un poco de tierra. Riega bien la tierra para que los guisantes se asienten.
  • Mantén el contenedor regado: los guisantes necesitan mantenerse húmedos, así que asegúrate de regarlos adecuadamente, sin excederte para evitar encharcamientos. Puedes regarlos un par de veces por semana.
  • Cosecha los guisantes: cuando los guisantes estén maduros, cosecha los guisantes y disfruta de tus cosechas.

Recuerda que si los guisantes no reciben suficiente agua se pueden marchitar. Por esta razón es importante regarlos de forma regular. Si no tienes tiempo para regarlos, puedes plantar guisantes resistentes a la sequía, que necesitan menos agua para crecer. Siémbralos en primavera para disfrutar de una cosecha abundante.

https://www.youtube.com/watch?v=Ge2MNgR6-YY

¡Prepara tu huerto para la siembra de guisantes en secano!

¡Los guisantes son una de las primeras verduras que nos vienen a la mente cuando pensamos en huertos urbanos! Son fáciles de sembrar, son sabrosos y requieren poco mantenimiento. Si quieres empezar a cultivar guisantes en secano, aquí hay algunos consejos para preparar tu huerto.

Te puede interesar  Conoce los Diferentes Tipos de Tomates y sus Nombres

Lo primero que tienes que hacer antes de sembrar los guisantes es preparar el terreno. Una buena aireación es importante para un buen crecimiento. Así que remueve la tierra a una profundidad de unos 20 cm para asegurar un buen drenaje y para proporcionar suficiente aire para que las plantas puedan respirar. Después de airear el suelo, añade un buen abono o fertilizante para proporcionar nutrientes a tus guisantes. Si tu suelo es demasiado ácido para los guisantes, añade un poco de cal para equilibrar el pH.

Una vez que hayas preparado el suelo, es hora de sembrar los guisantes. Los guisantes se siembran directamente en el suelo, así que es importante marcar los surcos para saber dónde poner los guisantes. La profundidad ideal para sembrar los guisantes es aproximadamente de 2 cm. Esto les dará suficiente espacio para desarrollar sus raíces y los mantendrá a la sombra para que no se quemen. Una vez que hayas sembrado los guisantes, es importante regarlos regularmente para asegurar un crecimiento saludable.

Durante el crecimiento, los guisantes se benefician de una buena poda. Esto ayuda a mantener los guisantes sanos y evita que se extiendan por el huerto. Corta las ramas que crecen demasiado alto o demasiado bajo, de modo que todas las plantas tengan una altura uniforme. Esto también ayuda a mantener los guisantes a una distancia segura de los demás.

Los guisantes también necesitan una buena cantidad de luz. Para asegurar que reciban suficiente luz solar, es importante ubicar las plantas en un área soleada. Si tu huerto es demasiado pequeño para recibir mucha luz, puedes usar una lámpara LED para proporcionar luz adicional a tus plantas.

Te puede interesar  Siembra habas sin comillas

Si sigues todos estos consejos, estarás listo para disfrutar de una cosecha saludable y sabrosa de guisantes en secano. ¡Feliz crecimiento!

Consejos para cuidar tus guisantes en secano

Una vez que tus guisantes hayan florecido, es hora de comenzar a preocuparse por su cuidado. Los guisantes necesitan mucha atención para mantenerse saludables y para producir una buena cosecha. Aquí hay algunos consejos para tener en cuenta al cuidar tus guisantes en secano.

Lo primero que necesitas considerar cuando se trata de cuidar tus guisantes es la cantidad de agua. Los guisantes necesitan agua regularmente para crecer bien. Dependiendo de la cantidad de lluvia que hayas recibido, tu huerto puede requerir riegos adicionales para asegurar que tus plantas reciban suficiente agua. Intenta mantener el suelo húmedo pero no demasiado húmedo.

Además del agua, los guisantes también necesitan una buena cantidad de luz solar para un crecimiento saludable. Esto significa que los guisantes tienen que ser ubicados en una zona soleada. Asegúrate de que las plantas reciban al menos seis horas de luz solar directa al día para un buen crecimiento. Si tu huerto está en una zona muy sombreada, puedes usar una lámpara LED para proporcionar luz adicional a las plantas.

Los guisantes también necesitan una buena cantidad de nutrientes para que crezcan saludables. Esto significa que tendrás que fertilizar tu huerto regularmente. Un fertilizante orgánico como el estiércol de caballo es ideal para los guisantes en secano, ya que proporciona un aporte nutritivo duradero y la formación de materia orgánica.

También es importante eliminar las malas hierbas regularmente para evitar que se apoderen de tu huerto. Esto ayuda a asegurar que los guisantes reciban suficientes nutrientes y aire para un buen crecimiento.

Te puede interesar  ¿Cuánto pesa un pimiento rojo?

Si sigues estos consejos, ¡tus guisantes crecerán saludables y producirán una buena cosecha!

Deja un comentario