¿Qué cultivar cada mes?

Escrito por Sofia

¡Empecemos el año con una nueva colección de jardinería! Si estás listo para cultivar tus propios alimentos, aquí te presentamos una guía para saber qué cultivar cada mes. Esto te ayudará a conseguir un huerto urbano saludable y con productos frescos y deliciosos.

Enero:

  • Tomates
  • Pimientos
  • Espinacas
  • Col
  • Acelga

Enero es el comienzo de la temporada de cultivo y es el mes perfecto para plantar tomates, pimientos, espinacas, col y acelga. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Febrero:

  • Zanahorias
  • Chiles
  • Perejil
  • Albahaca
  • Cebolla

Febrero es el momento de sembrar zanahorias, chiles, perejil, albahaca y cebolla. Estas verduras crecerán mejor si se sembran en macetas con un buen drenaje.

Marzo:

  • Calabaza
  • Maíz
  • Frijoles
  • Remolacha
  • Pepinillos

Marzo es el momento de sembrar calabaza, maíz, frijoles, remolacha y pepinillos. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo, pero necesitan una gran cantidad de espacio para crecer.

Abril:

  • Calabacín
  • Sandía
  • Melón
  • Ajo
  • Cilantro

Abril es el momento de sembrar calabacín, sandía, melón, ajo y cilantro. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Mayo:

  • Pepinos
  • Judías verdes
  • Lechuga
  • Apio
  • Habas

Mayo es el momento de sembrar pepinos, judías verdes, lechuga, apio y habas. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Junio:

  • Calabaza de verano
  • Berenjenas
  • Pimientos
  • Calabaza espagueti
  • Rábanos

Junio es el momento de sembrar calabaza de verano, berenjenas, pimientos, calabaza espagueti y rábanos. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Julio:

  • Calabacines de invierno
  • Coliflor
  • Brócoli
  • Col rizada
  • Berros

Julio es el momento de sembrar calabacines de invierno, coliflor, brócoli, col rizada y berros. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Agosto:

  • Calabaza
  • Chiles
  • Ajo
  • Espinacas
  • Perejil

Agosto es el momento de sembrar calabaza, chiles, ajo, espinacas y perejil. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Septiembre:

  • Tomates
  • Berenjenas
  • Rábanos
  • Apio
  • Col

Septiembre es el momento de sembrar tomates, berenjenas, rábanos, apio y col. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Octubre:

  • Calabacines de verano
  • Sandía
  • Melón
  • Albahaca
  • Cebolla

Octubre es el momento de sembrar calabacines de verano, sandía, melón, albahaca y cebolla. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Noviembre:

  • Zanahorias
  • Frijoles
  • Remolacha
  • Pepinillos
  • Habas

Noviembre es el momento de sembrar zanahorias, frijoles, remolacha, pepinillos y habas. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Diciembre:

  • Calabacín
  • Maíz
  • Judías verdes
  • Lechuga
  • Cilantro
Te puede interesar  ¿Cuántas Coliflores Da una Planta?

Diciembre es el momento de sembrar calabacín, maíz, judías verdes, lechuga y cilantro. Estas verduras se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas.

Así que ahí tienes, una guía para qué cultivar cada mes para que comiences a disfrutar de un huerto urbano saludable con los mejores productos frescos. ¡Buena suerte!

Cultivo de Tomates en Junio

Junio es un excelente mes para cultivar tomates en los huertos urbanos. Esta temporada ofrece las condiciones ideales para una cosecha exitosa. Si has estado pensando en empezar un huerto urbano, este es el momento perfecto para comenzar.

Antes de empezar, debes determinar cuál variedad de tomate es la mejor para tu clima. Si vives en un área con un clima cálido y seco, los tomates de verano como los Roma o los Beefsteak son los mejores. Estos crecen mejor en climas cálidos y secos. Por otro lado, si vives en un área con un clima más frío, los tomates de invierno como los Cherry o los Plum son la mejor opción. Estos crecen mejor en climas fríos.

Una vez que hayas elegido la variedad adecuada para tu clima, debes encontrar un lugar adecuado para plantar tus tomates. Es importante que elija un lugar con suficiente luz solar directa. Los tomates necesitan al menos 8 horas de luz solar directa para crecer de forma saludable. Si no hay suficiente luz solar, deberás considerar la instalación de una luz artificial para proporcionar al menos 8 horas de luz al día.

También es importante que el huerto urbano esté ubicado en un lugar con suficiente espacio para las plantas. Los tomates necesitan suficiente espacio para extenderse y crecer. Si el espacio es limitado, es mejor optar por una variedad determinada. Los tomates Cherry o Plum son una buena opción para huertos urbanos pequeños.

Ahora que tienes un lugar adecuado para plantar tus tomates, es el momento de preparar el suelo. Los tomates necesitan un suelo rico y bien drenado. Si el suelo no es rico en nutrientes, puedes usar un fertilizante para mejorar su calidad. También es importante que el suelo esté bien drenado para evitar encharcamientos.

Una vez que hayas preparado el suelo, es el momento de plantar. Los tomates se pueden plantar desde semillas o plantitas. Si eliges plantar desde semillas, debes hacerlo unas cuatro semanas antes de la época de siembra. Si eliges plantar plantitas, debes plantarlas unas dos semanas antes de la época de siembra.

Te puede interesar  ¿Cómo plantar coliflor?

Una vez que hayas plantado tus tomates, es importante que los riegues de forma adecuada. Los tomates requieren un riego regular para crecer de forma saludable. La mejor forma de regar los tomates es usando un sistema de riego por goteo. Esto garantiza un riego uniforme y una mejor absorción de agua por parte de las raíces.

Los tomates también necesitan ser podados con regularidad para ayudar a que crezcan de forma saludable. Los ramilletes de flores y los tallos de las plantas deben ser podados periódicamente para ayudar a mejorar la calidad y cantidad de frutos que cosecharás.

Por último, ten en cuenta que los tomates necesitan protección contra enfermedades y plagas. Esto significa que deberás aplicar pesticidas naturales para mantener a las plagas alejadas. También deberás realizar la poda de los tomates para evitar que se enfermen o pierdan sus frutos.

Con estos consejos, estarás listo para disfrutar de una cosecha exitosa de tomates en tu huerto urbano. ¡Feliz siembra!

Cultivo de Pepinos en Junio

Junio es un excelente mes para cultivar pepinos en los huertos urbanos. Esta temporada ofrece las condiciones ideales para una cosecha exitosa. Si has estado pensando en empezar un huerto urbano, este es el momento perfecto para comenzar.

Antes de empezar, debes determinar cuál variedad de pepino es la mejor para tu clima. Si vives en un área con un clima cálido y seco, los pepinos de verano como los de la variedad Pickle o los de la variedad Armenian son los mejores. Estos crecen mejor en climas cálidos y secos. Por otro lado, si vives en un área con un clima más frío, los pepinos de invierno como los de la variedad Calabacín o los de la variedad Gherkin son la mejor opción. Estos crecen mejor en climas fríos.

Una vez que hayas elegido la variedad adecuada para tu clima, debes encontrar un lugar adecuado para plantar tus pepinos. Es importante que elija un lugar con suficiente luz solar directa. Los pepinos necesitan al menos 6 horas de luz solar directa para crecer de forma saludable. Si no hay suficiente luz solar, deberás considerar la instalación de una luz artificial para proporcionar al menos 6 horas de luz al día.

También es importante que el huerto urbano esté ubicado en un lugar con suficiente espacio para las plantas. Los pepinos necesitan suficiente espacio para extenderse y crecer. Si el espacio es limitado, es mejor optar por una variedad determinada. Los pepinos Gherkin o Calabacín son una buena opción para huertos urbanos pequeños.

Te puede interesar  Cómo cultivar Puerros

Ahora que tienes un lugar adecuado para plantar tus pepinos, es el momento de preparar el suelo. Los pepinos necesitan un suelo rico y bien drenado. Si el suelo no es rico en nutrientes, puedes usar un fertilizante para mejorar su calidad. También es importante que el suelo esté bien drenado para evitar encharcamientos.

Una vez que hayas preparado el suelo, es el momento de plantar. Los pepinos se pueden plantar desde semillas o plantitas. Si eliges plantar desde semillas, debes hacerlo unas cuatro semanas antes de la época de siembra. Si eliges plantar plantitas, debes plantarlas unas dos semanas antes de la época de siembra.

Una vez que hayas plantado tus pepinos, es importante que los riegues de forma adecuada. Los pepinos requieren un riego regular para crecer de forma saludable. La mejor forma de regar los pepinos es usando un sistema de riego por goteo. Esto garantiza un riego uniforme y una mejor absorción de agua por parte de las raíces.

Los pepinos también necesitan ser podados con regularidad para ayudar a que crezcan de forma saludable. Los ramilletes de flores y los tallos de las plantas deben ser podados periódicamente para ayudar a mejorar la calidad y cantidad de frutos que cosecharás.

Por último, ten en cuenta que los pepinos necesitan protección contra enfermedades y plagas. Esto significa que deberás aplicar pesticidas naturales para mantener a las plagas alejadas. También deberás realizar la poda de los pepinos para evitar que se enfermen o pierdan sus frutos.

Con estos consejos, estarás listo para disfrutar de una cosecha exitosa de pepinos en tu huerto urbano. ¡Feliz siembra!
En conclusión, si quieres disfrutar de la satisfacción de cosechar la fruta y verdura que has cultivado con tus propias manos, es importante que sepas qué cultivar cada mes. Si empiezas con estas recomendaciones para principiantes, te sentirás orgulloso de disfrutar de tu huerto urbano durante todo el año. ¡Buena suerte y feliz huerto!

Deja un comentario