¿Qué plantar después de los tomates?

Escrito por Sofia

¿Has terminado de cosechar los tomates de tu huerto urbano? ¡Excelente! Ahora es el momento de decidir qué plantar para obtener una segunda cosecha. Los huertos urbanos son una excelente forma de obtener alimentos frescos y saludables durante todo el año. ¡Aquí hay algunas ideas!

Una de las cosas más lindas de tener un huerto urbano es la posibilidad de rotar las cosechas y experimentar con nuevas plantas. Si estás buscando algo para plantar después de los tomates, aquí hay algunas opciones:

  • Calabacines – Esta es una buena opción si quieres plantar algo de tamaño mediano que tendrás listo para cosechar en un par de meses.
  • Berenjenas – Esta es otra alternativa, que también se puede cosechar en un par de meses.
  • Espinacas – Esta es una buena opción si quieres tener una cosecha rápida y tener tu huerto listo para otra planta.
  • Frijoles – Esta es una buena opción para aquellos que quieran plantar algo para una cosecha de largo plazo.
  • Pimiento – Si quieres algo de tamaño mediano y de cosecha rápida, esta es una buena alternativa.

Además de estas opciones, también hay algunas otras que puedes considerar, como zanahorias, pepinos, apio, calabazas, habas y alcachofas. Elige aquellas que mejor se adapten a tu huerto urbano y a tu estilo de vida. Estas son solo algunas ideas para ayudarte a empezar. ¡Disfruta tu nueva cosecha!

1. Cebollas: una excelente opción para los huertos urbanos

¿Estás buscando qué plantar después de tus tomates? Entonces las cebollas son una excelente opción para tus huertos urbanos. La cebolla es una hortaliza muy fácil de cultivar y se adapta bien a muchos tipos de suelo. Si la plantas en primavera, tendrás una buena cosecha de cebollas a finales del verano.

Te puede interesar  Cómo usar Corteza de Pino en Jardines

La cebolla es una hortaliza que se puede plantar de distintas maneras. Una de las maneras más comunes es la de sembrar semillas de cebolla. Estas semillas se pueden comprar en la mayoría de los supermercados y en muchos viveros. También se pueden comprar bulbos de cebolla ya preparados para plantar. Estos bulbos se deben plantar a una profundidad de unos 5 cm y a una distancia de unos 15 cm entre cada uno.

Es importante que la cebolla tenga un buen drenaje, ya que de lo contrario, se pudrirá en el suelo. Por esta razón, es recomendable colocar una capa de grava antes de plantar la cebolla. También es importante que tenga un buen abono y una buena cantidad de agua. El riego debe ser regular, ya que si la cebolla no recibe suficiente agua, los bulbos no se desarrollarán correctamente.

Una vez que la cebolla comience a desarrollarse, es importante asegurarse de que no se vuelva a regar demasiado, ya que podría provocar que los bulbos no maduren bien. Si los bulbos no se maduran correctamente, los tomates no obtendrán los nutrientes necesarios para su crecimiento.

2. Calabacines: una fruta fácil de cultivar para los huertos urbanos

¿Estás buscando qué plantar después de tus tomates? Entonces los calabacines son una excelente opción para tus huertos urbanos. Los calabacines son una fruta muy fácil de cultivar y se adaptan bien a muchos tipos de suelo. Si los plantas en primavera, tendrás una buena cosecha a finales del verano.

Los calabacines se pueden plantar de varias maneras. Una de las maneras más comunes es la de sembrar semillas de calabacines. Estas semillas se pueden comprar en la mayoría de los supermercados y en muchos viveros. También se pueden comprar plantas de calabacines ya preparadas para plantar. Estas plantas se deben plantar a una profundidad de unos 15 cm y a una distancia de unos 30 cm entre cada una.

Te puede interesar  Plantando Tomates en Cataluña

Es importante que los calabacines tengan un buen drenaje, ya que de lo contrario, se pudrirán en el suelo. Por esta razón, es recomendable colocar una capa de grava antes de plantar los calabacines. También es importante que tenga un buen abono y una buena cantidad de agua. El riego debe ser regular, ya que si los calabacines no reciben suficiente agua, los frutos no se desarrollarán correctamente.

Un vez que los calabacines comiencen a desarrollarse, es importante asegurarse de que no se vuelva a regar demasiado, ya que podría provocar que los frutos no maduren bien. Si los frutos no se maduran correctamente, los calabacines no obtendrán los nutrientes necesarios para su crecimiento.
Si tienes un huerto urbano con espacio limitado, otro tipo de verdura que podrías considerar para cultivar después de los tomates son las acelgas. Estas tienen una mejor tolerancia al calor y una vida útil más larga, lo cual te permite disfrutar de tu huerto por más tiempo. Además, los nutrientes en las acelgas son excelentes para tu salud. ¡Así que anímate a probar con esta opción y disfruta de los beneficios de tu huerto urbano!

Deja un comentario